Vivir por encima de mis posibilidades

Tal como os comenté en mi anterior post Reflexiones de una parada, voy a explicaros como me metí a vivir por encima de mis posibilidades.

En primer lugar, quiero dejar claro para los señores políticos, que cuando alguien se mete en una hipoteca, no lo hace pensando: “quiero un pisazo impresionante, aunque no pueda pagarlo o aunque me suponga poner la mano y pedir dinero a mis padres”. En mi caso fue para comprar un piso de 70m2 en un barrio obrero de Barcelona, créanme, nada que ver con sus pisos.

Cuando me metí en la hipoteca, aunque muchos lo vean surrealista, lo hice con muchas ilusiones y con mucha alegría: empezaba mi vida! la empezaba con la que entonces era mi pareja, los dos con trabajo fijo y cobrando sueldos más o menos decentes. En aquel entonces nos suponía un 50% de nuestros beneficios, algo que pensábamos que podíamos asumir perfectamente. Porqué no tenía que hacerlo?

Pero fui una ilusa. Primero me separé de esa pareja y luego me echaron del trabajo, así que ahí estoy, con una nueva pareja que por suerte tiene trabajo estable, y con una hipoteca un pelín elevada, elevada para mi nueva situación, no si mantuviera el trabajo!

Qué pensé para meterme en ella? pues que no me iba a faltar el trabajo, y que no sólo eso, sino, que al cabo de unos años, mi sueldo subiría y la hipoteca bajaría, ya que ya al haber pagado más capital, la cuota iría bajando. Y ahí es cuando he de pedir perdón (modo ironía on).

Pido perdón por haber confiado en mantener mi trabajo, no ya de por vida, pero sí más años. Trabajaba fija en una empresa privada dedicada al sector público, quién iba a pensar que el sector público llegaría al punto que ha llegado?

Pido perdón por haber confiado en que mi hipoteca hubiera bajado. De hecho sí que ha descendido, pero gracias a la cláusula suelo, no ha bajado lo que le tocaría. He de admitir que sin ese suelo, podría vivir mucho mejor (tranquilos, sin grandes lujos, pero a lo mejor podría plantearme tener un hijo).

Pido perdón por haber confiado en los políticos: cuando empezó todo esto, tenía fe en que lo sacarían a flote, pero en cambio, qué han hecho? robar, llenarse los bolsillos y aplicar recortes a lo burro. Ah! y ayudar a los bancos, claro, que pobrecitos, estaban con una mano delante y otra detrás.

Pero oye, de todo se aprende, no? y esta experiencia me ha servido para NUNCA más confiar en políticos, banqueros y gente con poder en general. También para dejar de ver debates, noticias….sinceramente, para ver como nos engañan, paso, me bajo de este mundo, tal como ya os dije. Voy a empezar a vivir a mi manera, creo en el networking y en ayudarnos entre quienes más lo necesitamos, así que otra de las consecuencias de esta situación, es que creo que la gente es más solidaria.

O eso espero.

Written by:

Published on: 05/10/2013

Filed Under: Personal

Views: 905

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>